Goðafoss la cascada de los dioses

En mi último viaje a Islandia iba obsesionado con un lugar, la cascada de Goðafoss en el norte del país. Primeramente me asaltaron las dudas cuando preparaba el viaje si podría verla como yo esperaba, congelada y con nieve. Dado que las fechas en las que viajaba a finales de Marzo y primeros de Abril no auguraban que se fuera a dar la oportunidad de verla en esas condiciones.

Una vez en Islandia y comprobados los partes meteorológicos vi que había tormenta en el norte y mi corazón empezaba a latir fuertemente. Se acercaba mi sueño.

Pero había un problema, ya que que las carreteras del norte continuamente se cortaban debido a los temporales y estaba corriendo el riesgo de no poder llegar a ella.

Cuando llegó la etapa de Eskiforjdur a Laugar la noche anterior estaba nevando y hubo un gran bajón de temperaturas -16º centígrados.

Bufff mi corazón volvía a latir fuertemente, pero esta vez pensaba que mi sueño se truncaba puesto que el estado de la carretera era muy complicado. Al amanecer vimos que salía el día completamente despejado, y decidimos esperar hasta las 12.30h para emprender la marcha, ya que habíamos comprobado que a esas horas era el mejor momento ya que las maquinas quitanieves ya habrían pasado.

La conducción se hizo muy complicada más de 180 km a 60 km/h, teniendo que para continuamente a eliminar el hielo del paso de rueda.

Carretera a Laugar

Despacio y con buena letra conseguimos llegar al hotel en Laugar no sin antes parar a visitar Dettifos y Selfoss.

Camino a Dettifoss

Selfoss

 

 

Observar como estaba el paso de rueda del coche.

De ahí a Goðafoss, mi corazon habia vuelto a acelerarse e iba imaginando como seria el lugar. Aunque había visto fotos, la realidad siempre supera a la ficción. Y esta no iba a ser menos,ya estaba allí delante de aquella maravilla. Quede absorto por el espectáculo que me brindaba la naturaleza, mi pulso se aceleró y ya estaba ahí el síndrome de Stendhal ese que todos los fotógrafos conocemos.

Solo me quedaba disfrutar y prepararme para fotografiarla, abrí la mochila y me dispuse a prepararme … peroo ohhh craso error me deje los guantes en el coche… el momento de luz se iba y no podía esperar… -16º no iban a ser un problema, o si … y ahora veréis porque.

Continuara…

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Detrás de la fotografía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *